Resuelto el primer asesinato del mundo

Cráneo 17 de la Sima de los Huesos, con los dos impactos de diferentes trayectorias que causaron la muerte del individuo

Las heridas que presentaba tenían que ser mortales de necesidad, tenía dos grandes agujeros en el cráneo (de hace 430.000 años) y que revelan el uso de una gran violencia. Los investigadores que dirigían este estudio (dirigido por Nohemi Sala, del Centro Mixto UCM-ISCII) dicen que este fue el primer asesinato de la Historia.

Este ‘tesoro’ fue encontrado en la Sima de los Huesos, uno de los yacimientos mças prolíficos de la Sierra de Atapuerca. Allí al final de una profunda cueva de la sierra burgalesa, y al fondo de una sima de casi quince metros de profundidad, los investigadores llevan varias décadas extrayendo fósiles de hace más de 400.000 años (Pleistoceno Medio) y de la que, exceptuando a Atapuerca, apenas si hay un puñado de restos fósiles en todo el mundo. Allí, casi treinta individuos diferentes conforman el que es el mejor yacimiento paleontológico del mundo para el estudio de ese periodo. Tan grande es el número de restos que permitió no solo analizar rasgos anatómicos sino que también estudiar los comportamientos, relaciones sociales, etc.

Este cráneo está prácticamente completo y ha sido reconstruido por cientificos a partir de más de cincuenta fragmentos que aparecieron en diferentes excavaciones. Al hacerlo descubrieron dos graves lesiones penetrantes en el hueso frontal justo encima del ojo izquierdo.

Utilizando las técnicas forenses más actuales, como el análisis de contornos y trayectoria de los traumas, los autores de la investigación han demostrado que ambas fracturas fueron producidas por dos impactos diferentes pero procedentes del mismo objeto. Los dos golpes muestran trayectorias ligeramente distintas y fueron la causa de la muerte del sujeto.

Según los investigadores, es muy poco probable que las heridas se produjeran como consecuencia de una caída o de un accidente de alguna otra clase. El eje direccional de las dos lesiones es vertical, lo que indica que fueron producidas por dos golpes asestados de arriba a abajo.

Más bien, y basándose en el tipo de fractura, la localización de las heridas y el hecho de que fueron infligidas con el mismo objeto, llevan a los investigadores a interpretarlas como el resultado de un acto letal de agresión. Un acto que podría considerarse como el primer caso conocido de asesinato en la historia humana.

Además, los científicos han hallado evidencias de que, una vez muerto, el individuo fue probablemente arrastrado y arrojado a la Sima por otros, lo que sugiere que la acción humana podría ser responsable de la acumulación de restos al fondo de ese foso natural.

Cómo pudieron acumularse tantos cadáveres en el mismo punto es algo que, hoy por hoy, constituye una incógnita. Pero el asesinato de la Sima podría ayudar a resolverla, apuntando en la dirección de una primitiva forma de enterramiento, y no de una acumulación natural de los restos.

¿Por qué tenemos barbilla?

Investigadores de Universidad de Iowa sostienen que la barbilla es un atributo evolutivo

Este atributo sólo se encuentra en los humanos modernos, los Homo Sapiens. Pero ¿cómo surgió? ¿Por qué ni siquiera la tienen los neandertales, la otra especie humana inteligente? Este tema interesa a los investigadores porque somos los únicos que tenemos este atributo. Investigadores como Nathan Holton, antropólogo y profesor de la Universidad de Iowa, que tras una investigación sugiere que la barbilla no se formó por fuerzas mecánicas – como la masticación- sino que fue una evolución evolutiva que involucra el tamaño y la forma de la cara, Posiblemente vinculada a los cambios en los niveles hormonales al tiempo que nos volvimos seres más sociables.

Utilizando avanzados análisis faciales y craneales de unas cuarenta personas cuyas mediciones fueron trazadas desde los tres años hasta la edad adulta – unos 20 años. El equipo concluye que las fuerzas mecánicas, incluyendo la masticación, parecen incapaces de producir la resistencia necesaria para crear un hueso nuevo en la mandíbula inferior. Por lo que parece que la barbilla apareció en los humanos modernos de una geometría simple: a medida que nuestros rostros se hicieron más pequeños en nuestra evolución, el mentón se convirtió en una prominencia ósea.

Los investigadores descubrieron además que desarrollamos la barbilla al tiempo que aumenta el tamaño de la cabeza desde la infancia a la edad adulta. A los 4 años de edad, apenas se nota, pero a los 20 años está muy marcada.  Un cráneo humano, con su barbilla y otro de neandertal, sin ella

Logran devolver la memoria a ratones con amnesia

Si los recuerdos no se pierden con la amnesia, sería posible recuperarlos en personas de alzhéimer, algo que hasta ahora había sido imposible. Una cuestión que la neurociencia tien pendiente es la de qué ocurre en nuestro cerebro cuando olvidamos, si los recuerdos se eliminan o permanecen ocultos. Susumo Tonegawa recurrió a una técnica llamada ‘optogenética’, que permite activar y desactivar a voluntad mediante luz grupos de neuronas, que guardan un recuerdo.

Este científico logró demostrar que al menos en los roedores con amnesia los recuerdos no desaparecen, sino que permanecen dormidos. Y lo más importante: logró despertarlos en estos animales que habían sido inducidos en una amnesia experimental.

En un principio, hacían temer una situación a los roedores, después olvidaron la experiencia y nuevamente la recordaron. Los neurocientíficos estuvieron divididos durante décadas en dos bandos, por una parte los que pensaban que la amnesia era la incapacidad para recordar causada por una deficiencia en el almacenamiento y los que piensan que en realidad lo que falla es la recuperación de esas memorias (según afirma Tonegawa)

Un grupo de físicos ¿tragado por una nube de antimateria?

Aunque siguen sin saber lo que ocurrió, aventuran algunas posibilidades sobre lo que pasó seis años atrás

El 21 de agosto de 2009, un grupo de físicos que volaba en un avión de investigación atmosférica se introdujo por error en una violenta tormenta y fue rodeado por una misteriosa nube de antimateria. Desde ese momento, los investigadores siguen buscando una razón lógica para ese hecho. Hoy, seis años después, y aunque siguen sin saber lo que ocurrió, aventuran algunas posibilidades en la revista Journal of Plasma Physics.

Joseph Dwyer, físico de la Universidad de New Hampshire, volaba junto a un grupo de compañeros especializados en el estudio de fenómenos eléctricos cuando se produjo el inesperado encuentro. Para realizar su trabajo, los investigadores habían montado un detector de partículas en un jet y todo parecía ir con normalidad hasta que el avión se colocó justo encima de una tormenta muy fuerte. Llegaron allí por error y cuando lo hicieron el avión empezó a caer de forma repentina.

Pero durante aquellos minutos de angustia, los instrumentos del jet empezaron a indicar algo más. El avión estaba rodeado por una «nube de positrones», que son las partículas de antimateria opuestas a los electrones; y estas no deberías de haber estado allí. La nube tenía aproximadamente dos kilómetros de extensión.

Toparse de bruces con una nube de positrones sin que existan otros fenómenos físicos como una fuerte emisión de rayos gamma era algo impensable y que va contra nuestra comprensión de la Física. De hecho, el fenómeno no puede ser explicado por ningún proceso conocido.

«El hecho de que, como salidos de la nada, el número de positrones a nuestro alrededor se incrementara súbitamente en más de un factor de 10 y formara una nube alrededor del avión es algo muy difícil de entender. Y realmente no tenemos una buena explicación para ello» dijo unos de los científicos.

Se sabe que, algunas veces, las tormentas producen destellos de rayos gamma muy energéticos, que pueden a su vez generar pares de electrones y positrones cuando interactúan con el aire. Pero la aparición de positrones debe, a la fuerza, coincidir con un gran aumento en la cantidad de rayos gamma.

«Deberíamos haber visto brillantes emisiones de rayos gamma junto a los positrones. Pero lo único que observamos fue, primero, una nube de positrones, y después otra a unos siete km. de distancia. Y solo después pudimos ver un brillante resplandor de rayos gamma. Lo cual no tiene ningún sentido» 

En el Universo hay aparte de la materia oscura, dos clases diferentes de materia: la «normal» y la antimateria, que son idénticas excepto por el signo de su carga eléctrica. Así, para cada partícula «normal» existe una «antipartícula», que en el caso del electrón es el positrón. Cuando una partícula de materia se junta con otra de antimateria, ambas se aniquilan mutuamente en un destello de rayos gamma.

Una posible explicación para la súbita aparición de positrones es que el avión mismo, de alguna forma, influyera sobre el medio eléctrico de la tormenta. Pero esto, según Dwyer, sería algo muy sorprendente. También sería posible que los investigadores detectaran algún tipo dedescarga eléctrica exótica en el interior de la tormenta, una que implique la existencia de positrones.

También se piensa que pudo ser un rayo oscuro. Estos son una forma de descarga eléctrica en el interior de las tormentas y que se producen en alternancia con los rayos normales. En un rayo oscuro, partículas muy energéticas son aceleradas y pueden producir positrones, que ayudan a descargar el campo eléctrico.

Científicos españoles descubren una forma de acabar con la inmortalidad del cáncer

Una vez que unos genes reguladores dejan de hacer sus funciones, las células sufren unas alteraciones que hacen que se aparte del camino establecido. Comienza a multiplicarse rápidamente y provoca daños al propio organismo que las desarrolló. Para hacer esto sufren unas transformaciones que las hacen inmortales: aprenden a evitar los extremos de los cromosomas donde se empaqueta el material genético, y así mientras que las células sanas están programadas para morir porque sus telómeros se acortan con cada división. Las células ‘contaminadas’ son capaces de reparar sus telómeros de forma permanente y de vivir de forma ilimitada.

Actualmente un equipo de investigadores españoles del CNIO ha desarrollado un mecanismo para atacar los telómeros de las células tumorales y bloquear el desarrollo del cáncer. El remedio que proponen consiste en bloquear una proteína protectora de estos telómeros, llamada TRF-1, pero sin afectar a las células sanas.

«Al inhibir TRF1 lo que estamos haciendo es destruir el escudo protector de los cromosomas, que a su vez es esencial para garantizar la división celular. Al destruir el escudo lo que hacemos en generar un daño agudo en los telómeros, que resulta en que las células del cáncer entren en senescencia celular o mueran al intentar dividirse», explica a ABC María Blasco, una de las autoras del estudio, en el que también han participado varios departamentos del CNIO y el departamento de Cirugía y Medicina Animal de la Universidad Complutense de Madrid.

El tesoro invisible del océano

Buceadores de PharmaMar toman muestras de organismos marinos

Unos científicos han descubrido que en profundidades marinas hay microbios que esconden promesas de una riqueza incalculable. Sus genes, donde se han encontrado ya secretos para combatir enfermedades o para hacer mejores biocombustibles.

Hay muchas posibilidades. Por ejemplo, si un científico va en barco hasta el mar de los Sargazos, cerca de las Bermudas, y echa un tubo al agua para absorber una muestra de todo lo que haya, puede llegar a encontrar más de un millón de nuevos genes. Esto es lo que hizo Craig Venter (uno de los creadores del genoma humano) en 2003, en un proyecto piloto que luego dio lugar a dos expediciones en busca de la diversidad de los océanos.

Desde 1999, las solicitudes de patentes de material genético marinohan crecido a razón de 12% anual, llegando en 2010 a 18.000 productos naturales registrados procedentes de organismos acuáticos de todo tipo, desde algas o anémonas a esas prometedoras bacterias. No se puede patentar un ser vivo, pero sí aquella molécula, secuencia genética o enzima que le permite al bichito en cuestión, por ejemplo, aguantar en condiciones extremas (en muy bajas temperaturas, muy altas o en condiciones muy específicas) y que, después de un proceso de filtrado y mejora, a veces combinado con otros productos, también sirve para hacer biocombustibles de etanol más eficientes a partir de maíz, mejores cremas para el sol o fármacos contra el cáncer. El creciente mercado de la biotecnología marina movía en 2010 unos 2.800 millones de euros.

Pero hay pocos países con la capacidad tecnológica para aprovecharlo. En 2009, el 70% de las solicitudes de patentes procedentes del mar se concentraba en Estados Unidos, Alemania y Japón. Se trata, por tanto, de una materia prima casi invisible, lo que lo convierte en terreno abonado para la biopiratería. Esta consiste en hacerse con el recurso marino sin permiso del dueño, el país donde vive el organismo, ya que para pedir una patente no es necesario detallar su procedencia.

Por eso, el pasado mes de octubre, después de 12 años de trabajo y negociaciones, entró en vigor el Protocolo de Nagoya de la ONU, en el marco del Convenio sobre Biodiversidad, que establece, entre otras cosas, que los buscadores de riqueza genética tendrán que pedir permiso al país dueño de los recursos, compartir conocimiento y tecnología durante las investigaciones y, si acaban sacando beneficios a su costa, repartirlos. España es parte del protocolo; Estados Unidos, una de las grandes ausencias, no solo de Nagoya, sino del Convenio sobre Biodiversidad.

De momento, lo que está en vigor es el protocolo de Nagoya. En España, el Ministerio de Medio Ambiente ya tiene listo el borrador para adaptar la ley de biodiversidad de 2007, y ha empezado a difundir el reglamento redactado por la Unión Europea para llevarlo a la práctica. “Hay dos controles, en el acceso y en la llegada al mercado: no habrá financiación para proyectos de investigación si no hay permiso del país al que se va, y sin él, tampoco se podrá comercializar un producto”, explica Lago, responsable de la Cátedra UNESCO de Territorio y Medio Ambiente de la Universidad Rey Juan Carlos y que ha sido asesor del ministerio en estos temas.

Una réplica para salvar la tumba de Tutankamón

Recientemente, una réplica exacta de la tumba de Tutankamón ha sido abierta al público en Egipto, esta se encuentra muy cerca de la tumba original cerrada por deterioro tras décadas de visitas turísticas. Según los expertos, esto es un gran paso adelante para la arqueología egipcia.

“Es un gran paso. Es la primera vez que se hace algo así en Egipto. De esta manera los turistas tendrán la oportunidad de visitar una copia exacta de la tumba orginal. Además, dentro se encuentra toda una serie de objetos que ayudarán a los visitantes a entender mejor quién era Tutankamón y cómo se descubrió su tumba. Es como un museo y debo decir que tras haber visitado varias veces la tumba original, es difícil ver la diferencia”, asegura James Moran, jefe de la delegación de la UE en Egipto.

Según sus creadores, es una de las réplicas más sofisticadas que se hayan construído nunca. Para hacerla, se tuvieron que medir más de 100 millones de puntos dentro de la tumba original. La empresa encargada de su construcción, la española Factum Arte, utilizó escáneres para capturar la textura, la forma y los colores de la tumba.

Según los responsables del proyecto, obviamente, visitar una réplica no es tan atractivo como visitar la tumba original pero la nueva construcción ayudará a los amantes de la arqueología a entender mejor uno de los monumentos más importantes de Egipto.

¿No hay vida inteligente en 100.000 galaxias?

Los investigadores piensan que si existe vida inteligente – una civilización humana- fuera de la tierra, esta tendría que emitir una radiación concreta para poder ser encontrada.

Los científicos del Instituto SETI piensan que en 20 años llegará alguna señal aliénigena. Ellos piensan que estos serían vida primitiva, que no sería una civilización avanzada porque estas emitirían una radiación en concreto, pero desde el observatorio en infrarojo WISE de la nasa solo escucharon silencio.

«La idea detrás de nuestra investigación es que, si una galaxia entera ha sido colonizada por una civilización avanzada con capacidad espacial,la energía producida por las tecnologías de esa civilización sería detectable en longitudes de onda en el infrarrojo medio, exactamente la radiación que detecta el satélite WISE», dijo el profesor de astronomía y astrofísica e investigador principal, Jason T. Wright. Estos procesos de recolección de energía limitarían la cantidad de luz visible expulsada hacia el exterior e incrementarían los niveles de radiación infrarroja.

A pesar de esto, el análisis no dio evidencias claras de civilizaciones extranjeras pero sí se descubrió que unas cincuenta galaxias tienen niveles inusualmente altos de radiación en el infrarrojo medio. Los investigadores continuarán con el estudio de estas anomalías.

Para Wright el fracaso en la detección de una galaxia de alenígenas sigue siendo un interesante resultado científico. «Nuestros resultados significan que, de 100.000 galaxias que WISE puede ver con suficiente detalle, ninguna de ellas está ampliamente poblada por una civilización extraterrestre que utiliza la mayor parte de la luz estelar para sus propios propósitos. Y eso es interesante, porque esas galaxias tienen miles de millones de años de antigüedad, lo que es tiempo más que suficiente para la aparición de extraterrestres, si es que existen. Puede ocurrir que no existan o que no utilicen suficiente energía para que nosotros podamos reconocerles», apunta este.

TLP (Trastorno Límite de Personalidad)

Según el DSM-IV, el trastorno límite de la personalidad tiene como característica esencial una inestabilidad en las relaciones interpersonales, la auto-imagen, la afectividad y una gran impulsividad que comienza en la adolescencia, en diversos contextos. Las personas que sufren este trastorno pueden llegar a esforzarse frenéticamente para evitar el abandono, tanto mental como físico. Una separación, rechazo o pérdida de la estructura externa puede causar cambios en su imagen, afectividad o comportamiento; por lo que pueden presentar cambios bruscos de imagen caracterizados por cambios de objetivos, valores o aspiraciones personas/profesionales.
El estado de ánimo de estos sujetos suele ser interrumpido por ira, angustia o desesperación y pocas veces encuentran un estado de bienestar completo. También tienden a aburrirse con facilidad, por lo que siempre buscan algo que hacer.
Para tratar este trastorno no hay un tratamiento fijo, sino que depende de la persona. Dependiendo de ella, se suele tratar con psicoeducación a su familia también (si esta y el allegado acceden). un programa especializado para este trastorno o bien EMDR. En muchas ocasiones es necesario combinar estas acciones para un buen resultado.
Este trastorno tiende a remitir con la edad, ha medida que el paciente va madurando y reestructurando su pensamiento. Sin embargo, esperar no debería ser una acción ya que los pacientes que lo sufren llevan unas vidas dolorosas y destructivas.
¿Cómo puedes saber si hay de tu ambiente sufre TLP? Aquí os dejo algunos gestos que indican este trastorno:
1. ¿Ocultas lo que realmente piensas o sientes porque tienes miedo de la reacción de esa persona?

2. ¿Crees que no merece que valga la pena la horrible pelea o los sentimientos heridos que seguramente vengan después?

3. Sientes como si caminaras sobre cáscaras de huevo la mayor parte del tiempo y que no importa lo que hagas o digas, porque le dará la vuelta y lo usará en tu contra.

4. Eres culpado y criticado por todo lo que va mal en la relación, incluso cuando esto no tiene un sentido lógico.

5. Eres el foco de intensas, incluso violentas, iras que no tienen sentido, alternando con periodos en los que esa persona actúa de manera perfectamente normal e incluso cariñosa.

6. Sientes que eres manipulado, controlado o incluso engañado algunas veces.

7. Sientes que esa persona que te importa te idolatra o te desprecia, sin puntos intermedios. Deseas que actuase como solía, cuando parecía quererte y pensar que eras perfecto y todo era maravilloso.

8. En un momento una persona cariñosa que se preocupa; otro momento alguien que parece tan villano que apenas puedes reconocerlo. Te preguntas cuál de los dos es el de “verdad”. Esperas que sea una fase pasajera pero no lo es.

9. Sientes que estás en una montaña rusa emocional con subidas muy altas (cosas increíbles y fantásticas) y bajadas muy profundas (sentimientos de desesperación. Depresión, dolor por la relación que creías que tenías)

10. Tienes miedo de pedir porque te han dicho que exiges demasiado o que algo malo pasa contigo. Te han dicho que tus necesidades están mal o no son importantes.

11. Te preguntas si estás perdiendo la perspectiva de la realidad porque la otra persona siempre te está despreciando o negando tu punto de vista. Además, la otra persona a menudo actúa correctamente delante de otra gente, así que nadie te cree cuando explicas lo que está ocurriendo.

12. Sientes que hagas lo que hagas no está bien, y cuando te las arreglas para hacer lo que la otra persona quiere, de repente cambian sus expectativas. Las reglas no paran de cambiar y no importa lo que hagas , nunca puedes ganar. Te sientes sin ayuda y atrapado.

13. Eres acusado de hacer cosas que nunca hiciste y de decir cosas que nunca dijiste. Te sientes incomprendido una gran parte del tiempo, y cuando te intentas explicar, esa persona no te cree.

14. Eres constantemente humillado, pero cuando intentas dejar la relación la otra persona intenta evitar que te vayas de multitud de maneras – cualquier cosa desde declaraciones de amor y promesas de cambio hasta amenazas directas o indirectas como “nunca mas volverás a ver a los niños “ o “ nadie excepto yo te querrá jamás “.

15. Te es muy difícil planear algo (reuniones sociales…) por culpa del estado de ánimo de la otra persona, su impulsividad o impredectibilidad. A veces incluso pones excusas ante los demás por su conducta – o intentas convencerte a ti mismo de que ese es el comportamiento normal.

16. Lees la lista anterior y piensas “ Dios mío, no tenía ni idea de que a otra gente le ocurriese lo mismo”.

La pareja de los Hawking

Este año ha empezado con una gran adaptación llevada a la gran pantalla. Hacia el infinito, el libro de Jane Hawking ha sido llevada al cine con el titulo de La teoría del todo.

Esta película nos cuenta la historia de la vida del gran astrofísico británico Stephen Hawking, el cual fue diagnosticado con una enfermedad terminal a los 21. Sin embargo, media década después él sigue en este mundo, después de haber estado varias veces al borde de la muerte, y según él, todo gracias al apoyo incondicional de su mujer. La cual lo cuidó todos los años de su matrimonio: aseándolo, vistiéndolo y dándole de comer. Ya que con el tiempo Stephen perdió el habla y el movimientos de las extremidades, ya que actualmente sólo puede mover algunos músculos de la cara.

Esta adaptación ha sido muy bien recibida, tanto por la historia tan conmovedora que cuenta como por los buenos actores que la hicieron posible. Aquí os dejo el tráiler.