Resuelto el primer asesinato del mundo

Cráneo 17 de la Sima de los Huesos, con los dos impactos de diferentes trayectorias que causaron la muerte del individuo

Las heridas que presentaba tenían que ser mortales de necesidad, tenía dos grandes agujeros en el cráneo (de hace 430.000 años) y que revelan el uso de una gran violencia. Los investigadores que dirigían este estudio (dirigido por Nohemi Sala, del Centro Mixto UCM-ISCII) dicen que este fue el primer asesinato de la Historia.

Este ‘tesoro’ fue encontrado en la Sima de los Huesos, uno de los yacimientos mças prolíficos de la Sierra de Atapuerca. Allí al final de una profunda cueva de la sierra burgalesa, y al fondo de una sima de casi quince metros de profundidad, los investigadores llevan varias décadas extrayendo fósiles de hace más de 400.000 años (Pleistoceno Medio) y de la que, exceptuando a Atapuerca, apenas si hay un puñado de restos fósiles en todo el mundo. Allí, casi treinta individuos diferentes conforman el que es el mejor yacimiento paleontológico del mundo para el estudio de ese periodo. Tan grande es el número de restos que permitió no solo analizar rasgos anatómicos sino que también estudiar los comportamientos, relaciones sociales, etc.

Este cráneo está prácticamente completo y ha sido reconstruido por cientificos a partir de más de cincuenta fragmentos que aparecieron en diferentes excavaciones. Al hacerlo descubrieron dos graves lesiones penetrantes en el hueso frontal justo encima del ojo izquierdo.

Utilizando las técnicas forenses más actuales, como el análisis de contornos y trayectoria de los traumas, los autores de la investigación han demostrado que ambas fracturas fueron producidas por dos impactos diferentes pero procedentes del mismo objeto. Los dos golpes muestran trayectorias ligeramente distintas y fueron la causa de la muerte del sujeto.

Según los investigadores, es muy poco probable que las heridas se produjeran como consecuencia de una caída o de un accidente de alguna otra clase. El eje direccional de las dos lesiones es vertical, lo que indica que fueron producidas por dos golpes asestados de arriba a abajo.

Más bien, y basándose en el tipo de fractura, la localización de las heridas y el hecho de que fueron infligidas con el mismo objeto, llevan a los investigadores a interpretarlas como el resultado de un acto letal de agresión. Un acto que podría considerarse como el primer caso conocido de asesinato en la historia humana.

Además, los científicos han hallado evidencias de que, una vez muerto, el individuo fue probablemente arrastrado y arrojado a la Sima por otros, lo que sugiere que la acción humana podría ser responsable de la acumulación de restos al fondo de ese foso natural.

Cómo pudieron acumularse tantos cadáveres en el mismo punto es algo que, hoy por hoy, constituye una incógnita. Pero el asesinato de la Sima podría ayudar a resolverla, apuntando en la dirección de una primitiva forma de enterramiento, y no de una acumulación natural de los restos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s